Del narcisismo al amor

¿Cómo se inscribe el amor en la vida de una persona?

Para llegar a desarrollar nuestra capacidad de amar pasamos por diferentes estadíos.  Los primeros tiempos somos uno con mamá, luego empezamos a darnos cuenta que está separada de nuestro cuerpo, más allá comienzan a incorporarse otros personajes a nuestra historia: ¿papá, abuelos, hermanos, tíos?  los amigos, etc.  Pero el que haya otros no significa que esos otros existan más allá de nosotros mismos.

¿Recuerdan el mito de Narciso? Refresquemos ese recuerdo, Narciso no podía amar a nadie, hasta que vio su propio reflejo en el lago, en ese instante se enamoró de la belleza que veía, sin saber que era su propio reflejo, quiso tomar a ese hermoso ser, cayó al agua y se ahogó.

Pensemos juntos ¿qué nos dice este relato??

En el amor narcisista, el otro como ser diferente de nosotros mismos no existe, de eso sabemos bastante los humanos, es muy frecuente escuchar ¿cuándo nos conocimos era diferente? yo no sé qué le pasó??  ¿cuándo estemos juntos va a cambiar, yo lo voy a cambiar? Estas son las cosas que hacen fracasar una relación. Nos muestra el nivel de idealización que podemos tener respecto al otro. No vemos a la otra persona como es, sino que ponemos en ella atributos que nosotros deseamos que posea, y pasado el idilio aparece lo real: el otro nunca va a llegar a ser aquélla persona que está en nuestra imaginación. Lo que fantaseamos no existe en la realidad, al no dejar que el otro aparezca en todas sus dimensiones nos perdemos la posibilidad de conocerlo y profundizar el amor por ese otro ser y por nosotros mismos.

Cuando podemos ver al otro como es, -lo cual no implica aceptar cualquier cosa de la otra persona-, salimos de nuestra omnipotencia y nuestra idealización. Para encontrarnos con lo posible. Es para pensar ¿no les parece?

"Todos merecemos una mejor calidad de vida"

Mónica Agras

ver más